✍ La piedad del Primero, excelentes secundarios y gran narración

En el seno de un poderoso imperio que representa a la única civilización digna de ese nombre se halla un peligro mortal: las brujas. Capaces de controlar la Voluntad como ningún otro son una amenaza herética para la religión de Thommen, dogma imperial. El Monasterio es el lugar donde se entrenan a los más leales servidores del Imperio: los árbitros, garantes de la justicia y la ley. Entre los mejores de ese selecto grupo surgen los inquisidores, funcionarios dotados de un poder casi ilimitado y conocedores de oscuros secretos con los que vencer a cualquier adversario. Incluidas las brujas. Este es el mundo de La Piedad del Primero. 

Leer más