✍ Delbaeth Rising, una aburrida matanza

Una partida de rol entre amigos. Esa es la mejor definición que se me ocurre para describir Delbaeth Rising: camino de odio. Tira un dado de 20 caras, el número que saques son los enemigos que matas este turno. Toma. Te vuelve a tocar. ¡Y ojo! No tengo nada en contra de los juegos de rol. Soy un gran fan de Comunidad Umbría. Pero no es lo mismo jugar a rol que saber cómo escribir una novela de fantasía.

Leer más

✍ La estrella se alza en el cielo, un mundo muy vivo y diverso

Si tuviera que describir esta novela en una palabra diría que es oceánica. Es gigantesca y está llena de vida. Un mundo que fluye como un gran río, lento pero imparable. Página a página iremos descubriendo un continente lleno de personajes con preocupaciones y deseos que se harán realidad, para bien o para mal. Reseña de La estrella se alza en el cielo, la primera entrega de Erhis, es una novela de fantasía asombrosa.

Leer más

✍ Cazador y presa, un cinco pelado

Se nota que Cazador y presa es una primera novela de fantasía, con fallos visibles y algunas inconexiones. Pero donde Elantris o La piedad del Primero mostraban un gran trabajo de revisión y corrección de huecos siento decir que Cazador y presa no es así. No es menos cierto que evidencia un gran potencial para Ana Katzen, que está tanteando el terreno en busca de su voz narrativa. Y está muy cerca de encontrarla. Es por ello que anticipo que la continuación de la saga será mucho mejor.

Leer más

✍ Araneida, la fortaleza de deseos

Araneida es una novela de fantasía oscura, una visión trágica y angustiosa de los mundos de los cuentos de hadas. Es una lectura sorprendente que te hace preguntarte qué está pasando exactamente y te invade (sí, te invade) con el deseo de seguir leyendo. Un cuento oscuro de brujas y peligrosos deseos, de la infeliz búsqueda de la felicidad y la constante inseguridad de sentirse frágil y desprotegido contra fuerzas que no podemos controlar.

Leer más

✍ La piedad del Primero, excelentes secundarios y gran narración

En el seno de un poderoso imperio que representa a la única civilización digna de ese nombre se halla un peligro mortal: las brujas. Capaces de controlar la Voluntad como ningún otro son una amenaza herética para la religión de Thommen, dogma imperial. El Monasterio es el lugar donde se entrenan a los más leales servidores del Imperio: los árbitros, garantes de la justicia y la ley. Entre los mejores de ese selecto grupo surgen los inquisidores, funcionarios dotados de un poder casi ilimitado y conocedores de oscuros secretos con los que vencer a cualquier adversario. Incluidas las brujas. Este es el mundo de La Piedad del Primero. 

Leer más