Vientos de Revolución: trilogía de fantasía española

Hoy Marcelo Bianchi nos habla de su trilogía de novela fantástica: Vientos de Revolución. Una saga de tres libros (Invasión, Esclavitud y Revolución) repartidos entre dos tomos. Vamos a ver qué nos dice el autor sobre su obra y por qué debería interesarnos.

Vientos de Revolución: bebiendo de la Historia

Vientos de Revolución (I)

La historia está ambientada en un pasado remoto de nuestro propio mundo, comparable con la Edad Hiboria creada por Howard, pero con un mapa exclusivo que abarca en parte dos continentes con sus territorios claramente delineados.

Hacia occidente se encuentra Norval, las tierras inspiradas en Escandinavia. Al otro lado del mar, hacia oriente, se halla Amafis, región inspirada en las civilizaciones asirias y fenicias; Ravenia (germanos), Greislavia (sajones), el Imperio Pruno (Roma–Persia), y finalmente Caltein (continente africano).

De este modo la historia se desarrolla en lo que podría ser una Edad del Bronce ficticia. Pero si bien se han mantenido algunos seres y deidades conocidos por nuestra propia Historia —que el lector instruido sabrá reconocer— se han añadido también otros dioses y criaturas de inventiva propia.

La religión en Vientos de Revolución

En Norval tenemos a Val como deidad principal, diosa de la guerra y la lujuria. Fue Val quien, según aseguran los antepasados de esas tierras, enseñó a los humanos cómo deshacerse de los demonios de más allá de las montañas. Los demonios son criaturas ancestrales (vaettirs) que pueblan la tierra desde mucho antes de la llegada de los mortales.

En Vientos de Revolución, uno de ellos (Thangil) ha sido esclavizado por el Imperio pruno para valerse de sus poderes en las guerras de conquista. Con este vaettir, esclavo de los humanos, tendremos un punto de vista diferente y ambiguo. Nos pondremos en su piel para comprender cuánto puede cambiar la perspectiva de la realidad si es mirada con los ojos de un enemigo. El temor a lo desconocido y la ignorancia jugarán aquí un papel fundamental.

Vientos de Revolución (II)

Hacia oriente el dios principal es Hanarakin, que adopta diversas formas según el pueblo que lo adore. En Greislavia, hogar de Larek, se lo considera el padre de la bruma creadora. Larek es un niño de once años al comienzo de la historia. Cuando las hordas de Prunia invaden su tierra lo toman como esclavo, pero este granjero inquieto descubre la verdadera naturaleza del vaettir Thangil, por lo que es apartado y vendido a un mercader amafiso. Luego, este lo venderá a los dweraz de las montañas, adoradores de Enki y Enlil (dioses mesopotámicos) quienes lo harán trabajar en sus minas subterráneas.

En Prunia, el país de los conquistadores y la «civilización», el enfermizo y demencial emperador Lucanis ha dejado de lado el culto a los antiguos dioses y se ha volcado en favor del nuevo Bascún, dios de la guerra y la conquista. Al esclavizar al demonio vaettir se ha hecho también acreedor de su magia, de su poder innato para comunicarse y seducir a toda criatura viviente. De este modo lo utiliza para domar fieras mitológicas. Fieras que luego envía a las primeras líneas de batalla. Pero la verdadera naturaleza de Thangil debe ser mantenida en secreto, de otro modo el ejército entraría en pánico y originaría el caos entre las legiones.

¿Y los personajes?

Así, Larek y Thangil recorrerán caminos separados, pero ambos lucharán con sus propios demonios y miserias. Un vaettir y un humano, ambos esclavos del poder dominante, hasta que sus destinos finalmente se crucen y desaten la batalla final, hacia la revolución o la muerte.

La violencia, el amor, la lucha de poder, los deseos de venganza, la traición, el odio y el temor hacia lo desconocido, son temas centrales en esta novela de más de mil páginas. Pero si hay algo que caracteriza a esta obra, a pesar de su extensión, es la fortaleza de su trama. Vientos de Revolución no es ni pretende ser una saga. La historia comienza y termina sin dejar ningún cabo suelto, donde cada personaje encontrará el destino final que sus propios dioses le han señalado. Desde el inicio de los tiempos.

2 comentarios

    1. Buenas, Manolo. Según me indicó el autor se trata de tres novelas repartidas en dos volúmenes. El primer volumen (en físico) incluye las dos primeras novelas; el segundo, el tercer libro, más extenso que los otros dos. Puedes adquirir el primer volumen en este enlace. https://amzn.to/3gjUDaU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *