✍ El caballero de los Siete Reinos, tres aperitivos de Poniente

Tres son las historias que podrás encontrar en el omnium de El caballero de los Siete Reinos. Tres son las novelas recopiladas en este libro que publicó Gigamesh (¿quién si no?): El caballero errante, La espada leal y El caballero misterioso. Cayó en mis manos, lo leí, y ahora comparto contigo mis opiniones en esta reseña.

Sinopsis de El caballero de los Siete Reinos

El caballero de los Siete Reinos

Al libro de El caballero de los Siete Reinos también se le conoce como «Los cuentos de Dunk y Egg» y narra la historia de Ser Duncan el Alto, caballero de humilde condición que llegó a ser capitán de la Guardia Real, y Aegon Targaryen, conocido como Egg, y que llegaría a ser el rey Aegon el Improbable.

Sus historias están marcados por los caminos y los lugares donde pasar la noche. Viven el día a día. Comen, si pueden. Luchan, si con eso consiguen comida. La vida del caballero errante, solo un peldaño por encima del vulgar mercenario, expresada en una historia de amistad y juramentos de honor.

Porque lo que caracteriza a Dunk el Alto, además de su enorme tamaño, es el verdadero compromiso que guarda con sus juramentos. George R.R. Martin nos cuenta, al mismo tiempo, cómo debería ser un caballero que honra sus juramentos y cómo es de verdad. Honorable. Valiente. Leal. Pobre.

Recibí de muy buen agrado la lectura de El caballero de los Siete Reinos. Yo venía de una etapa de libros de proporciones bíblicas como El camino de los reyes y embarcarme en las novelas cortas de Juego de Tronos era algo que le vendría bien a mi gusto lector.

El caballero errante

Dunk entierra a su anciano amo, caballero pobre como las ratas, y toma las armas del fallecido para convertirse en caballero. Necesitado de dinero, se lanza al camino en busca de un señor al que servir o un torneo en el que luchar. Cualquier cosa que ahora le permita llevarse algo a la boca le sirve. Pero, eso sí, dispuesto a ser honorable, no el bandidaje que algunos practican.

Allí Dunk consigue lo que anhelaba, que se le deje participar como caballero juramentado. Aunque en realidad sepa bien poco de justas. Tiene la esperanza de ganar alguna ronda antes de perder, con la esperanza de hacer algún dinero con el que seguir adelante. Ambiciones modestas para un caballero modesto.

Pero nada le puede salir bien a quienes actúan por impulso. Y, queriendo defender el honor de una humilde titiritera, El caballero de los Siete Reinos acaba por enzarzarse en una pelea con un miembro de la familia real. Y los Targaryen no tienen precisamente fama de compasivos.

La espada leal

La espada leal (una historia de El caballero de los Siete Reinos)

Si alguna vez me preguntaran cuál es la mejor historia de El caballero de los Siete Reinos respondería que La espada leal. Por lo humilde de su alcance como historia pero la fuerza de su trama.

Ser Duncan el Alto está al servicio de un noble que luchó en la guerra civil entre los Targaryen y los Fuegoscuro. Un noble pobre, amargado porque no disfruta del poder, las tierras y modesta riqueza que tenía en su juventud. Solo puede permitirse dos caballeros a su servicio.

En medio de un verano de sequía, donde las cosechas sufren y el hambre amenaza, Ser Duncan descubre que una casa vecina ha construido una presa para regar sus huertos. En consecuencia, el río que proporcionaba algo de agua a los campos de su señor se ha secado. Furioso, el noble envía Duncan a reclutar campesinos para la guerra contra la casa vecina.

¿Por qué esta es la mejor historia de El caballero de los Siete Reinos?

Por el grado de implicación que tiene para los campesinos. La sequía afecta a todos, sí, pero en lugar de buscar una solución pacífica al problema de la presa el señor opta de inmediato por la guerra. Sin negociación previa. Sin hablar. Solo guerra.

Y todo porque rencillas del pasado, tan viejas que solo él recuerda, nublan su juicio. Parece ignorar que la otra casa es más poderosa y cuenta con verdaderos soldados, no simples campesinos. La escena donde Duncan trata de adiestrar a los pobres infelices es demoledora. Cuando se produzca la batalla será una carnicería.

Por lo que he ahí mis razones para considerar esta la mejor parte: el realismo con el que presenta las guerra menores del feudalismo, los conflictos anónimos que ni siquiera entran en los libros de historia. Gente sin preparación enviada a la guerra.

La novela presenta las guerras menores que a nadie le importan. Las de campesinos con horcas frente a soldados. Clic para tuitear

Y Ser Duncan el Alto, honorable e impulsivo a partes iguales, prepara otra estupidez con la que salvar la situación.

El caballero misterioso

Cierra este pequeña trilogía una conspiración nobiliaria. «Un torneo de traidores», como lo describe Egg nada más enterarse de su existencia. Casas que lucharon en el bando equivocado de la guerra civil celebran un torneo, y en él hace acto de presencia un personaje de identidad desconocida al que todos tratan con deferencia.

Ser Duncan y Egg se verán envueltos en esta conspiración sin que lo quisieran, y tendrán mucho que decir en el resultado final de lo que suceda. Intriga de Juego de Tronos, pero más simplificada y llena de decisiones poco meditadas. Ser Duncan no es alguien violento, pero solo sabe resolver problemas por la fuerza. Aunque él preferiría que fuera a puñetazos y no a espadazos.

Opiniones generales sobre El caballero de los Siete Reinos

Sin embargo, su mayor atractivo (y perdición) reside en el mundo en el que está ambientado. Para que te hagas una idea, disfrute más de La voz de las espadas (pese a algunas de sus carencias) que El caballero de los Siete Reinos.

Por un lado, te permitirá conocer más del mundo de Poniente. De esos hechos mencionados de pasada en los libros. ¿Quieres saber más sobre quiénes fueron los Fuegoscuro, los bastardos de los Targaryen? Aquí lo tienes. ¿Te interesa saber cómo era Poniente bajo el reinado de los descendientes del dragón? Miembros de la familia real encontrarás, y verás que, como ya ocurre con los buenos personajes, están llenos de conflictos internos.

Por otro lado, pierde atractivo que sea una novela de Canción de hielo y fuego. Tal vez sea por el tono, más relajado pese a los peligros que presenta, casi cómico (o más bien de comedia negra) en el que se nos presenta la historia de Dunk el Tocho. No termina de encajar con las multitragedias que George R.R. Martin puebla Poniente.

¿Recomiendo comprar El caballero de los Siete Reinos?

Es inevitable compararla con las demás obras del universo de Canción de hielo y fuego. Si fuera un volumen suelto lo recomendaría leer, sí, pero no pondría mucho entusiasmo en ello. Es una novela buena, entretenida y con un par de personajes llenos de carisma. De esas que merece la pena leer, no te arrepientes, y quizá menciones a tus amigos. Sí, recomiendo leer El caballero de los Siete Reinos.

Pero, como ya he dicho, podría pasar por una novela de fantasía más (con la notable excepción de La espada leal) que puedes leer o no, eso ya depende de tu propia opinión. Nada más que añadir y espero que hayas disfrutado con esta reseña de El caballero de los Siete Reinos. ¡Nos vemos!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *